mvdmausoleoslider-intro-1920-400
solis-slider-intro-1920x400
pocitosslider-intro-1920-400
mausoleo-slider-intro-1920x400
Jueves, 05 Octubre 2006 05:31

ZONA EDITORIAL - Asesorías en viajes y turismo: lo que se viene.

Teniendo en cuenta la numerosa presencia de nuevos suscriptores en las últimas horas, en los próximos días, compartiremos algunos trabajos editoriales ya publicados en el Portal del Uruguay. Para comenzar esta serie, elegimos "Asesorías en viajes y turismo: lo que se viene", publicado el día 11 de agosto pasado.

La buena noticia es que no habría que cambiar la sigla de ninguna asociación o confederación.
Salen las agencias, entran las asesorías.
Hace bastante tiempo que a nuestras tarjetas les pusimos “Asesor en viajes y turismo”...nos lo recomendó un referente y como siempre, cuando hay algo que nos convence, no dudamos.
“Agente de...” se complementa con viajes pero... se es “agente de” algo concreto, pensándolo bien, viajes, es bastante amplio ¿no?.
Agente de hoteles; agente de transportadoras; agente de rentadoras; agente de operadores mayoristas de turismo.
De todos, quien más respeta al “agente de”, lo apoya, lo incentiva, lo promociona publicitariamente y le propone negocios es el operador mayorista de turismo...¿qué es el operador?, obvio, “agente de...”.
Hace muy poco nos reafirmaron una convicción que viene de muy lejos: nos comentaron que un técnico-comunicador, debe distinguirse por, entre otras cosas, adivinar el futuro.
Precisamente, es lo que intentamos hacer siempre, totalmente de acuerdo.
Por lo tanto decimos: cuando percibir comisión por venta de pasajes aéreos es “la crónica de una muerte anunciada”, el cobro de arancel por asesoría es lo que vendrá.
Absolutamente, todos los estudios sobre el actual comportamiento de los clientes , en la etapa previa a viajar, indican que el primer paso es: acceder a Internet.
Luego, en el supuesto que el potencial cliente logre “ cerrar sesión “ sin concretar y decida visitar , tal como hace la mayoría, varias empresas para comparar, cada vez es menos habitual que decida su compra, solamente por una cuestión de precio.
El perfil del actual viajero indica que cada día , es más y más exigente y generalmente, opta por la empresa donde le dieron el mejor asesoramiento.
Mal que nos pese, por diferentes razones, ninguna desconocida, en nuestro país, la atención al eventual viajero, deja bastante que desear.
Hay algunas luces de alarma que en determinadas empresas no han sonado; hay algunas de esas empresas que aún no se han enterado que el mercado cambió sustancialmente.
La diferencia que señalamos no es exclusivamente por la aparición de Internet ( aunque si, en alto porcentaje), para nosotros, la causa más dramática del cambio es el choque generacional actual.
En países como el nuestro, el grueso de los potenciales viajeros se encuentra en la faja etaria por encima de los 45/50 años.
Esta generación, ha transado con pocas cosas de la actualidad, una de ellas es acceder a Internet.
Pero, a la mayoría les molesta la forma posmoderna de ser atendidos cuando resuelven ir personalmente a una agencia de viajes. Por ejemplo: ser tuteados por los jóvenes . Sienten nostalgias por los vendedores de saco y corbata y bien presentados.
En muchos casos, se retiran de la empresa a la que acudieron, sin haber entendido totalmente la forma de hablar del vendedor y se van sin repreguntar para no exponerse.
Como ya ocurre en varios ámbitos, se está reclamando un retroceso en el tiempo en lo que refiere a los métodos de atención al cliente.
Los profesionales de la venta de intangibles, cada vez más, deben generar confianza.
No estamos diciendo que hay que suplantar a los vendedores jóvenes por los veteranos, lo que si afirmamos es que a muchos (obviamente hay excepciones), habría que someterlos a un entrenamiento específico.
La aplicación del fee en la venta de pasajes aéreos, de alguna manera , marca el punto de inflexión quizás más señalado, desde Thomas Cook hasta nuestros días.
Y el dato decisivo; más y mejor es el asesoramiento, más y mejor será la captación y por ende, la rentabilidad..